El letrado Fernández Bethencourt explica en Tenerife Network la responsabilidad penal de las personas jurídicas

Santa Cruz de Tenerife, 21 de junio de 2017

FERNANDEZ BETHENCOURT TNW (11)Santa Cruz de Tenerife, 20 de junio de 2017.- El letrado Francisco Fernández Bethencourt ha explicado a los empresarios de Tenerife Network la reciente incorporación al Ordenación Jurídico Penal lo que en el mundo anglosajón se denomina Compliance, que se refiere al cumplimiento normativo y que ha dado en lugar al nacimiento de la responsabilidad penal de las personas jurídicas, mediante la reforma del Código Penal en 2015.

A partir de esta reforma, las consecuencias de la actuación de los representantes de las empresas, incluso de la actuación de sus empleados, se trasladan a la propia empresa, convirtiéndola en responsable penal por las actuaciones de estas personas, tal y como explicó Fernández Bethencourt.

La misma reforma prevé un mecanismo para que las personas jurídicas vean atenuada su responsabilidad penal e incluso queden exentas de dicha responsabilidad, siempre y cuando la organización haya adoptado las medidas necesarias para la minimizar el riesgo de que se produzcan hechos delictivos en el seno de la empresa. Esta medida es la implantación de un programa y modelos de organización, gestión y prevención de delitos que se conoce como Programa Compliance.

Fernández Bethencourt explicó a los empresarios que de no adoptarse estas medidas de prevención, ante un delito cometido en una empresa, por un directivo o empleado, tienen todas ellas consideración de penas graves y son las siguientes: multa, disolución, suspensión de las actividades, clausura de locales, prohibición de realizar actividades, inhabilitación para obtener subvenciones y ayudas públicas e intervención judicial.

En este sentido, el letrado consideró que esta nueva normativa es aún muy desconocida en las organizaciones empresariales, y que es necesario que se dé a conocer, para que las entidades puedan tomar medidas preventivas puesto que el desconocimiento de la ley no exime de la responsabilidad.